¡Estamos de estreno! ENVÍO GRATIS en pedidos a partir de 9,95 €

¡Estamos de estreno!

ENVÍO GRATIS en pedidos a partir de 9,95 €

¡Estamos de estreno! ENVÍO GRATIS en todos los pedidos :)

¡Estamos de estreno!

ENVÍO GRATIS en todos los pedidos :)

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Cómo elegir el fertilizante orgánico perfecto para tu huerto en casa

Guarda este artículo como favorito

Elegir el fertilizante orgánico adecuado es como escoger el condimento perfecto para tu jardín gastronómico; lo nutre, lo embellece, y, en el fondo, también cuida de ti y del planeta.

No es solo cuestión de echar lo primero que encuentres en la tierra y esperar maravillas.

¡Ah, no! Es un arte y una ciencia.

Al igual que seleccionar el aceite de oliva extra virgen sobre el aceite refinado puede elevar un plato de mediocre a sublime, elegir el tipo correcto de fertilizante orgánico puede transformar tu huerto de un espacio verde común a un oasis de salud y sabor.

Cada tipo de fertilizante aporta su propio “sabor” al suelo, enriqueciéndolo de manera única y beneficiando a tus plantas de formas específicas.

En este artículo vamos a explorar las opciones para nutrir tu huerto, asegurándonos de que cada planta reciba exactamente lo que necesita para prosperar.

Tipos de fertilizantes orgánicos

Al igual que un chef estrella posee una despensa llena de los mejores ingredientes, nuestro arsenal para nutrir el huerto debe incluir una variedad de opciones orgánicas.

Cada una de estas opciones adicionales trae sus propios beneficios únicos, transformando el suelo y promoviendo un jardín vibrante y saludable.

Guano

El guano, proveniente de excrementos de murciélago o aves marinas, es como el expreso matutino para tus plantas.

Rico en nitrógeno y fósforo, da un impulso rápido y efectivo al crecimiento de las plantas y a la producción de flores y frutos. Resulta ideal para el arranque de un nuevo jardín o de la temporada primaveral.

Harinas de hueso

Este subproducto de animales es el equivalente a un suplemento de calcio, proporcionando una fuente rica de fósforo y calcio. Es de acción lenta, pero a cambio se mantendrá durante toda la temporada.

Perfecto para promover el desarrollo radicular y la floración, es como darle a tus plantas una base sólida sobre la cual construir.

Cenizas de materias orgánicas

Utilizar cenizas de madera en tu jardín es como ajustar el pH de tu plato favorito con un toque de limón o vinagre.

Enriquecen el suelo con potasio y ayudan a neutralizar los suelos ácidos, haciendo que sea más acogedor para una variedad de plantas. No se recomienda usar en suelos calcáreos, como es habitual en la mitad este y sur de la Península Ibérica.

Humus bokashi

El bokashi es un método japonés de fermentación de residuos orgánicos que actúa como un probiótico para tu jardín.

A diferencia del compostaje tradicional, el método bokashi se inicia por bacterias anaerobias y por tanto no necesita para nada tener oxígeno disponible.

De esta forma se pierden menos componentes nutritivos ya que, por ejemplo, en un entorno pobre en oxígeno, prácticamente no hay transformación de carbono orgánico en CO2.

A nivel casero, es más complejo hacer compost bokashi que compost o humus de lombriz, dado que se necesitan bacterias específicas difíciles de conseguir y elaborar el compost en contenedores herméticos especiales.

Humus de lombriz

El humus de lombriz es una joya oculta en el mundo de la jardinería orgánica, un superalimento para tus plantas que promueve un crecimiento exuberante y saludable en tu huerto.

Este material oscuro y esponjoso es el resultado final de la digestión de residuos orgánicos por parte de las lombrices, especialmente las de la especie Eisenia foetida, conocida comúnmente como lombriz roja californiana.

A través de un proceso natural llamado vermicompostaje, estas diligentes trabajadoras transforman los desechos de cocina y jardín en un abono rico en nutrientes, estructura y microorganismos beneficiosos.

El humus de lombriz es altamente valorado por sus múltiples beneficios, que incluyen:

  • Mejora de la estructura del suelo: Su textura esponjosa ayuda a aumentar la porosidad del suelo, lo que facilita la retención de agua y la aireación, dos componentes cruciales para el desarrollo radicular saludable.
  • Riqueza en nutrientes esenciales: A diferencia de los fertilizantes químicos, los nutrientes en el humus de lombriz están en formas que las plantas pueden absorber fácilmente, lo que significa que se utilizan de manera más eficiente.
  • Promoción del crecimiento saludable: Gracias a la presencia de hormonas de crecimiento y microorganismos beneficiosos, el humus de lombriz estimula un desarrollo robusto y saludable de las plantas. Esto se traduce en tallos más fuertes, hojas más verdes y una producción abundante de flores y frutos.
  • Protección contra enfermedades: La riqueza microbiológica del humus de lombriz ofrece una línea de defensa natural contra patógenos del suelo. Al promover un ecosistema de suelo saludable, reduce la incidencia de enfermedades en las plantas y mejora su capacidad para recuperarse de ataques de plagas.

Conclusión

Incorporar fertilizantes orgánicos a tu huerto tiene múltiples beneficios para tus plantas, que te darán a cambio frutas y verduras saludables y llenas de sabor.



En plant&do tienes a tu disposición una excelente variedad de fertilizantes orgánicos formulados de forma específica para cada tipo de cultivo, así como humus de lombriz y humus Bokashi de algas. Puedes explorar nuestra tienda donde encontrarás diferentes tipos y formatos para que puedas elegir el más adecuado para ti y tu huerto. Elegir usar fertilizantes orgánicos para tu huerto no solo es cuestión de maximizar tu cosecha, sino también un paso crucial hacia una horticultura más sostenible y respetuosa con el medio ambiente.

Guarda este artículo como favorito

Deja un comentario

Si te ha gustado, compártelo: